Los clientes de Bankia dejarán de utilizar la aplicación bancaria en dos meses

Los clientes de Bankia deben comunicar su móvil a Caixabank para no quedarse sin el servicio a Bizum y a tarjetas

Los clientes de Bankia ya no podrán utilizar la aplicación del banco a partir del 12 de noviembre.

Esto supone que no podrán utilizar sus tarjetas digitales, hacer transferencias, consultar movimientos o enviar dinero con Bizum. 

Para ello deberán descargarse la aplicación de Caixabank, Caixabank Now.

Esta medida obedece a la integración tecnológica de ambas plataformas, que terminará convirtiendo a los clientes de Bankia en clientes de pleno derecho de Caixabank.

“El cliente entrará de forma normal como lo hace un usuario de Caixabank, con la diferencia de que se les desplegará todos los sistemas de ayuda de la web, explicando paso a paso las diferentes partes de su web y con posibilidad de desplegar el asistente virtual de la web de CaixaBank (Noa) para guiarle sus pasos”, explica Antonio Gallardo, experto de iAhorro.

Dos plataformas diferentes

El ex ya cliente de Bankia poco tiene que hacer, aunque antes de esta fecha deberá comunicar a Caixabank de su teléfono móvil. De lo contrario, no podrán usar la banca digital ni hacer compras con tarjetas.

Publicidad

Esto se debe a que el número de móvil es imprescindible para las verificaciones de seguridad.

Después, el siguiente paso es descargarse la aplicación y familiarizarse con ella.

La nueva aplicación proporciona otros formatos de contacto, como su gestor personalizado, para establecer todas las dudas. 

Los principales cambios están en aspectos como la autorización de operaciones con sistemas muy distintos, “por ello es importante que se actualice en todas las aplicaciones y que vea como funcione y pruebe antes para no tener problemas cuando necesite, por ejemplo, hacer una transferencia urgente”, recomienda Gallardo.

Cambio de IBAN 

Los clientes de Bankia también verán que con la culminación del proceso tecnológico tendrán un IBAN diferente.

Este número permite identificar una cuenta bancaria de una entidad concreta y de un país concreto. 

Conocer el nuevo IBAN será fundamental para el cliente de Bankia si quiere cambiar de empresa de suministros, aunque en las domiciliaciones que tenga ya será la próxima Caixabank quien haga las reedicciones.

Nuevas comisiones para el cliente

Los clientes de Bankia también verán como hay un cambio en las comisiones que pagaban hasta ahora.

En el caso de Bankia, los clientes podría llegar a pagar hasta 168 euros al año si no cumplían con los requisitos de vinculación, más una comisión de tarjeta que era de 26 euros.

En el caso de Caixabank, las comisiones se elevan hasta los 240 euros al año, pero se tienen que cumplir una serie de requisitos.

El primero de ellos es de domiciliar una nómina de al menos 600 euros o tener 20.000 en ahorros y elegir, como segundo requisito, entre domiciliar tres recibos o realizar tres gastos con tarjeta.

Los clientes de origen Bankia vinculados que pasen de ‘Por ser tú’ a ‘Día a día’ podrán mantener su tarjeta actual de débito gratuita hasta junio de 2022. 

Como miembros de ‘Día a Día’ pueden contratar ‘MyCard’ o cualquier otro tipo de tarjeta de crédito de Caixabank y beneficiarse de la bonificación que les corresponde por formar parte del programa de clientes vinculados.

Los que no estén vinculados, pagarán 36 euros anuales. 

En cambio, sí que saldrán perjudicados los clientes de Cuenta On, destinada a los clientes digitales, que como único requisito para no pagar comisiones era realizar una operativa cien por cien digital.

Exentos tres de cada cuatro clientes

Según la entidad, tres de cada cuatro clientes de Caixabank estarán exentos de pagar comisiones por la operativa y servicios financieros más habituales una vez que se produzca la integración tecnológica con Bankia en noviembre.

Tampoco tendrán que pagar comisiones los usuarios menores de 26 años y con perfil digital, así como para los nuevos clientes durante un periodo de seis meses. 

En portada
Publicidad

Noticias de