Repsol: la AIE presiona al dividendo tras recortar la demanda de petróleo

Repsol tendrá que afrontar un brusco recorte de la demanda del petróleo para este año por el efecto de la variante delta

Las nuevas previsiones de la Agencia Internacional de Energía (AIE) suponen un nuevo revés para el dividendo de Repsol.

El organismo recortó este jueves “bruscamente” la demanda mundial de petróleo para el resto de 2021 debido al efecto de la variante delta. En cambio, prevé superávit para el próximo año.

La demanda de petróleo cayó “abruptamente” en julio, según apunta la AIE en su informe mensual, después de que en junio aumentara hasta los 3,8 millones de barriles diarios.

Así, para la segunda mitad, las estimaciones de la agencia se sitúan en 550.000 barriles diarios.

Delta llega en el peor momento

“El reciente repunte [del petróleo] ha perdido fuerza debido a las preocupaciones de que un aumento de los casos de variante delta podrían afectar a la recuperación justo cuando llegan más barriles al mercado”, explica la AIE.

Publicidad

En el último mes, los precios del petróleo han perdido cerca de un 8 por ciento.

El crudo de Texas (WTI) marcó a principios de julio su máximo desde comienzos de la pandemia al marcar 76 dólares por barril. Pese a la fuerte subida de este miércoles, aún cotiza por debajo de los 70 dólares.

El petróleo Brent, de referencia en Europa, registra una evolución similar. Frente a los máximos de julio en 77 dólares, ahora cotiza en algo más de 71 dólares.

99 millones de barriles diarios en el último trimestre

Los planes de Repsol pasan por ofrecer un dividendo de 0,60 euros por acción este año, siempre y cuando los precios del crudo se mantengan por encima de los 50 dólares.

El objetivo es aumentar la retribución progresivamente hasta los 0,75 euros y obtener un flujo de caja libre de 4.500 millones, según detalló la petrolera en su plan estratégico.

En este sentido, Repsol aún cuenta con margen, y las previsiones no deberían afectar a su hoja de ruta en tanto que los precios se mantengan hasta, al menos, el último trimestre.

Será en este periodo cuando la demanda del petróleo comenzará a recuperarse, de acuerdo a la previsión de la AIE, que estima que llegará a una media de 98,9 millones de barriles diarios entre octubre y diciembre.

Aquí entra en juego el papel de los países de la OPEP+. “La escala podría volver al superávit en 2022 si la OPEP+ sigue deshaciendo sus recortes, y los acuerdos aumentarán en respuesta a los precios más altos”, detalló la AIE.

REPSOL (REP)REPSOL (REP)

-0,03-0,21 %
14,41

La OPEP descarta que delta afecte a la demanda

La OPEP, por su parte, descarta que la variante delta vaya a afectar a la demanda de petróleo, según recoge el organismo en su informe mensual.

Si bien refleja que el factor “determinante” de la recuperación económica mundial será la evolución de la pandemia, y los “riesgos” que presenta la aparición de nuevas cepas, las estimaciones siguen estando en línea con las reportadas en julio.

De esta forma, las proyecciones para el resto del año se mantienen en un incremento anual de 6 millones de barriles hasta un total de 96,6 millones de barriles diarios.

En 2022, la demanda aumentará en otros 3,3 millones de barriles diarios hasta rondar los 100 millones, una cota que se superará de manera transitoria en el último trimestre.

En portada
Publicidad

Noticias de