Moderna insiste con Pfizer en la dosis de refuerzo

Moderna apoya una tercera dosis de su vacuna para recuperar la inmunidad que se va perdiendo con el paso de los meses

Moderna insiste en la necesidad de una tercera dosis para reforzar la inmunidad que van perdiendo los vacunados con el paso del tiempo.

La farmacéutica se une a Pfizer y publicó nuevos datos que apoyan una dosis de refuerzo justo cuando la Agencia de Medicamentos y Alimentos (FDA) estadounidense se debate entre implementar o no la tercera inyección en la campaña de vacunación.

En la decisión final también tendrán voto los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) a los que Moderna dejó un recado a través de un comunicado.

Inmunidad menguante

En las últimas semanas ha tomado forma el concepto de inmunidad menguante, esto es, la pérdida de eficacia de las vacunas con el paso de los meses.

Moderna considera que “el mayor riesgo de infecciones” ilustra el impacto de la merma de la inmunidad y “apoya la necesidad de un refuerzo” para mantener los niveles de protección altos.

Publicidad

“Esperamos que estos hallazgos sean útiles mientras las autoridades sanitarias y los reguladores continúan evaluando estrategias para poner fin a esta pandemia”, explica la compañía en una nota de prensa.

Precisamente a comienzos de esta semana, las acciones de la farmacéutica se resintieron en Wall Street debido a un artículo publicado en The Lancet -firmado por altos cargos de la FDA, entre otros científicos- que apuntaba que la mayoría de personas no necesitaría una dosis de refuerzo.

A través del estudio Cove, Moderna detalla que encontró “un menor riesgo de infección” en los vacunados más recientemente (ocho meses después de la primera dosis” que respecto a los vacunados hace 13 meses.

“Moderna cree que los datos respaldan el beneficio de una dosis de refuerzo”, detalla la compañía.

Protección asegurada contra variantes

La compañía también indicó que los resultados de dos estudios realizados durante el verano mostraron eficacia contra las nuevas variantes del Covid-19.

Con más de 352.000 pacientes analizados, a los que se les administró la doble pauta, la farmacéutica encontró una eficacia del 87 por ciento y un 96 por ciento de efectividad contra casos graves que requieren de hospitalización, atendiendo a un estudio realizado con la compañía privada Kaiser Permantente Southern California

En otro estudio en colaboración con los CDC y sobre una muestra de unos 32.800 pacientes, la eficacia reportada fue del 92 por ciento y del 95 por ciento frente a casos de hospitalización una vez transcurridos los primeros 100 días desde la primera dosis.

Del total de pacientes, un 47 por ciento estuvo afectado por la variante delta del coronavirus, por lo que la vacuna confirma su efectividad contra las nuevas cepas.

“Es prometedor ver que la evidencia clínica se suma a los datos sobre la eficacia”, dijo el director ejecutivo de Moderna, Stephane Bancel.

En portada
Publicidad

Noticias de