Las emisiones de deuda corporativa emergente alcanzan récords

La deuda corporativa emergente gana atractivo entre los inversores ante la escasez de rentabilidad en este universo

La deuda corporativa de los mercados emergentes está de moda. Ante la escasez de rentabilidad en otros activos de renta fija, los gestores de fondos han recurrido cada vez más a este segmento (no exento de riesgos) en busca de mayores retornos, lo que ha permitido a las compañías de estos países emitir un récord de 249.000 millones de dólares en los primeros ocho meses del año, superando los 243.000 recaudados en el mismo periodo del ejercicio anterior, según datos de Refinitv.

Asimismo, los rigores de la crisis del Covid-19 también han presionado a estas compañías para acudir al mercado en busca de financiación para superar el bache.

“Este mercado se ha convertido en algo demasiado grande como para ignorarlo”, ha dicho al respecto Denise Simon, una de las responsables de este mercado en la gestora Lazard Asset Management.

India, Brasil, Tailandia y Malasia, los países que más deuda corporativa emitieron

En concreto, las compañías de India, Brasil, Tailandia y Malasia son las que más deuda emitieron hasta finales de agosto, según los mismos datos de Refinitv, con volúmenes que se elevan hasta los 40.000 millones en el caso de las empresas indias y los 20.000 en el de los sectores corporativos de Brasil, Tailandia y Malasia, respectivamente.

Si bien, los profesionales recuerdan que es preciso ser muy selectivo con las referencias y los emisores que se meten en cartera pues siempre podría suceder como ha ocurrido con Evergrande, la promotora china que está al borde de la bancarrota, con una deuda que supera los 250.000 millones de euros.

En este caso, la deuda en circulación de la compañía se ha desplomado ante el miedo de los inversores a que Evergrande no esté en condiciones de hacer frente a sus obligaciones de pago.

La opción de invertir en deuda corporativa semiestatal

Por ello, rempresas de gestión de activos como Goldman Sachs o Barings han optado por tener exposición a este segmento a través de compañías semiestatales que les están ofreciendo buenos retornos en un entorno de elevada incertidumbre.

Publicidad

Esta deuda, que paga más que los bonos soberanos pero a veces es considerada menos arriesgada, está arrojando unos retornos del 5,4 por ciento desde marzo de 2020, frente a rentabilidades del 2,9 por ciento en la deuda soberana emergente, según un indicador de Bloomberg Barclays.

En portada
Publicidad

Noticias de